#Ge·no·zid·blogger
6 Ago 2017

Text: Corinna / Traducción: Tara y Daniel

#Principio de justicia universal
En el artículo #reniego- el último acto de un genocidio escribo que es necesario que se castigue el genocidio. ¿Pero quién es responsable de este castigo?

Dado que el estado es el delincuente del genocidio en la mayoría de los casos, es muy improbable que adopte medidas jurídico-penales contra si mismo. En este caso se hace uso del así llamado principio de justicia universal. Según este principio delitos contra los derechos del público cómo el genocidio, delitos contra el humanitarismo, crímenes de guerra o tortura pueden ser perseguidos por todos los estados del mundo.

Foto: www.pixabay.com/Creative Commons

Esto significa que la ley internacional está vigente antes los tribunales nacionales también y la justicia de cada país tiene el derecho de castigar delincuentes (no importa de su nacionalidad) cuando (en cualquier país) infringen el derecho nacional público.
Se considera el principio de justicia universal como medida que fomenta una actuación de los países a favor del interés común de los Estados (de derecho). Además debería impedir que criminales de guerra puedan largarse impunes a otros países. Para estos casos existe el código penal del derecho internacional público (VStGB →Völkerstrafgesetzbuch) en Alemania.

El principio de justicia universal debe representar otro pilar del derecho penal internacional e intenta hacerse eficaz en los sectores en los que el Tribunal Penal Internacional no tiene jurisdicción y por eso se presentarían lagunas en el castigo de los delincuentes.

#Tribunal Penal Internacional

El Tribunal Penal Internacional fue fundado en 2002 con la autorización para perseguir y castigar los delitos del derecho internacional público más graves. Sin embargo, no debe sustituir la jurisdicción penal de los estados, sino más bien añadirla a la persecución de los delitos del derecho internacional público. Así sólo interviene cuando los estados no son capaces o dispuestos a perseguir un delito con seriedad.

Pero la debilidad del Tribunal Penal Internacional se manifiesta en su jurisdicción: Solo tiene el permiso de perseguir delitos cuando el estado en el territorio nacional del cual tuvo lugar el delito o la nacionalidad del cual tiene el delincuente presunto.
Además, si es un Estado Contratante del Estatuto de Roma y cuando el estado reconoció la jurisdicción (temporal) del TPI o la situación fue presentada a este por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Lo resultante es que la mayoría de los estados que no son Estados Contratantes del TPI no valoran tanto la democracia o los derechos humanos, así que frecuentemente ellos mismos cometen delitos contra el derecho internacional público. Por eso seguramente no reconocerán a la jurisdicción temporal del Tribunal Penal Internacional. En estas situaciones se inicia idealmente la aplicación del principio de justicia universal.

 

Los comentarios están cerrados.

FacebooktwitterInstagram

Google Analytics deaktivieren: Click here to opt-out.